Mis días en Clausthal

Da la casualidad que la universidad en la que el destino me puso se encuentra muy alejada de cualquier ciudad grande, en invierno esta llena de nieve y suele ser destino turistico de ski y demás, en verano los lagos son el principal atractivo y tiene poca, poquísima gente.

Me gustó desde que llegué. Recuerdo que venía en bus desde Goslar, ya que no hay una ruta directa, y veía los arboles grandes, grandísimos, adornando los bordes de la carretera y me hicieron recordar demasiado a la serranía del Perú. Me dio ese mismo aire que sentía cada vez que viajaba a alguna mina en Perú o cuando iba al pueblo de mi abuelo. Salir de Lima para mí siempre fue un regalo, y ver estos caminos verdes, naranjas y amarillentos me dio una sensación de bienestar que siempre sentí antes de dejar a la eterna gris.

Y así llegué y me enamore de este pueblito. Cosa que no le pasa a la mayoría de intercambistas, nisiquiera a alemanes residentes pero que sí pasa y me pasó a mí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s